Borges profesor

Borges profesor Curso de literatura inglesa den la Universidad de Buenos Aires

5.00 Avg rating1 Votes
Serie: NA
Editoras: Emecé
Géneros: Ensayo
Autoría: ,
Páginas: 390 pages
Tags: NA
Language: Español
Owner: Marlo Ovalles

Como muy bien apuntaba Savater en su Vida literariade Borges (Omega, 2002), la bibliografía acumulada sobre y del maestro argentino se torna ingente y avasalladora. En los Diálogos de Borges y Sábato, a una de las preguntas de Barone sobre si ha leído literatura latinoamericana actual Borges responde: “No, yo desde 1955 me he dedicado a leer la reciente literatura del siglo IX al XIII...” 

Aunque ésta sea una típica boutade del maestro argentino, Borges, profesor parece otorgarle cierta razón. El origen mismo del libro parece un cuento borgeano. Según manifiestan sus “editores” académicos, el libro está compuesto gracias a transcripciones de un grupo de estudiantes del curso de 1966, quienes grabaron las palabras de Borges en una cinta magnetofónica hoy perdida. ¿Quiénes guardaron estos materiales? ¿Dónde se encuentran? Nada se nos dice al respecto. Los editores aseguran haber “restaurado” y respetado el tono del lenguaje oral, han detectado las citas y las han corregido, porque Borges podía servirse sólo de la memoria; han puntuado el texto, han anotado y nos han legado un conjunto que posee los rasgos característicos de un Borges menos conocido. Enseñaba en la Universidad de Buenos Aires desde 1956, donde ganó una cátedra de Literatura Inglesa y Norteamericana, pese a no poseer título universitario, que compaginó con la dirección de la Biblioteca Municipal.

El curso dedicado a la literatura inglesa no posee ninguno de los rasgos académicos habituales. Su programa está visiblemente descompensado. Desde la página 37 a la 130 se ocupa de las literaturas primitivas, hasta la batalla de Hastings, en 1066. Sin embargo, éste era un ámbito que Borges había frecuentado, puesto que en 1965 publicó, en colaboración con María Esther Vázquez, Literaturas germánicas medievales, derivación revisada de la que ya había realizado en colaboración con Delia Ingenieros, Antiguas literaturas germánicas (1951). Podemos observar en estas páginas cómo el profesor Borges se implica en la descripción de las batallas, en el valor de los héroes. Desde la Edad Media pasará al XVIII, a Samuel Johnson. Debemos concluir, por tanto, que Borges organizaba sus cursos en torno a autores que gozaban de sus preferencias. Advertiremos así su propio canon. Por lo general aludirá a determinadas circunstancias vitales que caracterizan al personaje o autor. Entre su producción elegirá obras menos conocidas hasta llegar a las “canónicas”. La visión del conjunto sorprende por su inteligencia en la presentación de los textos.

Se alude con frecuencia a Shakespeare, pero no hay una sola clase dedicada a él (cuando Beowulf merece dos lecciones enteras). El profesor es capaz de alentar la lectura, porque sabe descubrir y exponer. Ilumina sus observaciones con incursiones en otras artes, como el cine. Sus observaciones son plásticas y hasta coloristas (Borges era ya ciego por aquel entonces). No tiene empacho en establecer curiosas comparaciones: Coleridge y Macedonio Fernández. Su clase sobre Macpherson y la invención de Ossian, el falso bardo escocés, resulta brillante. Podemos advertir su entusiasmo por el romanticismo inglés o las múltiples anécdotas que llenan de interés estas páginas. El “Anexo Anglosajón” (las traducciones de algunos textos mencionados por Borges) resultan útiles. A los borgeanos podrá interesarles también el libro del que fuera discutido secretario personal y traductor al inglés en una etapa de su vida, Norman Thomas di Giovanni, quien en La lección del maestro (Sudamericana, 2002) ofrece algunos ensayos sobre Borges. Posiblemente “Borges y su autobiografía” resulte el de mayor interés; pese a que el más ilustrativo sea el dedicado a las fuentes de la Historia Universal de la Infamia. El autor se convierte en un curioso “doble” de un Borges al que llegó a conocer íntimamente. Algunas anécdotas poseen notable valor testimonial.
 

Fuente; .elcultural.com

Comentarios

Required fields are marked *. Your email address will not be published.