Pacheco José

José Pacheco

José Emilio Pacheco Berny (Ciudad de México30 de junio de 1939 - Ib.26 de enero de 2014)3​ fue un escritor mexicano famoso principalmente por su poesía, aunque cultivó con éxito también la crónica, la novela, el cuento, el ensayo y la traducción.4​ Se le considera integrante de la llamada generación de los cincuenta o de medio siglo, en la que también se incluye5​ a Juan Vicente MeloInés ArredondoJuan García PonceHuberto BatisSergio PitolJosé de la ColinaSalvador ElizondoCarlos Monsiváis, entre otros. Comparte la perspectiva cosmopolita5​ que caracteriza a los literatos de esa generación, y los temas que aborda en sus textos van desde la historia y el tiempo cíclico,6​ los universos de la infancia y de lo fantástico, hasta la ciudad y la muerte. La escritura de Pacheco se distingue por un constante cuestionamiento sobre la vida en el mundo moderno, sobre la literatura y su propia producción artística,7​ así como por el uso de un lenguaje sin rebuscamientos, accesible.7

Biografía

Desde edad temprana Pacheco comenzó su acercamiento a la literatura leyendo a autores como Julio VerneRubén DaríoOscar WildeManuel PaynoAmado NervoJorge Luis Borges y Alfonso Reyes y escuchando a los escritores que frecuentaban la casa:

Su verdadero aprendizaje empezó en la casa paterna, a la que solía llegar un grupo de escritores que el niño José Emilio escuchaba, y siguió escuchando. Los nombres de ese grupo son fácilmente reconocibles: Juan de la CabadaHéctor Pérez MartínezJuan José ArreolaJosé VasconcelosMartín Luis Guzmán, algunas veces Julio Torri, al que escuchaban —él y su amigo Carlos Monsiváis— Edith Negrín y Álvaro Ruiz Abreu.8

Comenzó a escribir en la adolescencia, época en la que publicaba en revistas estudiantiles y periódicos como Proa (de la Escuela Preparatoria, Centro Universitario, México, 1955), Diario de YucatánDiario del Sureste (ambos de Mérida, 1956-1958); las estudiantile Índice (1957) y Letras Nuevas, la primera la Facultad de Derecho y la segunda de la de Filosofía y Letras de la UNAM.9

Pacheco ingresó a la carrera de Derecho en la Universidad Autónoma de México, pero la abandonó a los 19 años para dedicarse a la escritura.10​ Participó en diversas revistas y suplementos culturales, como México en la CulturaSiempre!DiálogosRevista Mexicana de LiteraturaDiorama de la CulturaRamas Nuevas, suplemento de Estaciones, donde trabajó con Monsiváis. Su consolidación como escritor se plasmó en sus publicaciones en La Cultura en México, de Fernando Benítez, “su guía, amigo y maestro”.10​ Fue profesor en Estados UnidosCanadá e Inglaterra, investigador en el Departamento de Estudios Históricos del INAH, y miembro del Colegio Nacional desde el 10 de julio de 1986.

Obra

La obra de Pacheco abarca la narrativa, el cuento, la novela, la crónica, la poesía, la traducción y el ensayo. Existen características que unen sus textos, aunque cada uno de los géneros trabajados por el autor puede distinguirse de los otros por elementos particulares; una constante de su obra es la constante renovación o reescritura.6​ Consideraba a la literatura como algo dinámico y cambiante, lo cual lo llevó a revisar y reescribir sus propias obras, en un afán de autocrítica. Su idea acerca de la reescritura incluye un diálogo con los textos anteriores (de autores modernos como Jorge Luis BorgesErnesto Cardenal, y clásicos, como Catulo) y con sus propios lectores. Como ha explicado Oviedo, “su obra es, en cierta manera, una antología formada por la reescritura de sus lecturas –un nuevo texto que se sobreimprime en otros textos preexistentes”.6

Narrativa

La obra narrativa de José Emilio está representada por tres libros de cuentos —La sangre de Medusa (1958), El viento distante y otros relatos (1963) y El principio del placer (1972)—; dos novelas —Morirás lejos (1967) y Las batallas en el desierto (1981)— y por múltiples crónicas escritas en los suplementos y revistas en los que participó. Con respecto a sus cuentos, la autora Bárbara Bockus señala su carácter alusivo más que directo, su tendencia a la brevedad, y la escasez del detalle descriptivo o anecdótico.11​ En ellos aparece de manera constante el tema del paso del tiempo y de la repetición de la historia; también son usuales los universos de la infancia y de lo fantástico.

Los textos fantásticos se distinguen “porque en un universo ficticio cognoscible y manipulable para los personajes”12​ ocurre un hecho insólito que no es posible explicar; así, en «Tenga para que se entretenga» (del volumen El principio del placer) encontramos a una madre (Olga) y a su hijo (Rafael) en el Bosque de Chapultepec en 1943 y de pronto, sucede lo insólito: "Rafael se entretenía en obstaculizar con una ramita el paso de un caracol. En ese instante se abrió un rectángulo de madera oculto bajo la hierba rala del cerro y apareció un hombre […] salió del subterráneo, fue hacia Olga, le tendió un periódico doblado y una rosa con un alfiler: -Tenga para que se entretenga. Tenga para que se la prenda". El origen del personaje misterioso y sus razones para presentarse ante la mujer y el niño no son explicadas de manera definitiva por ninguna ley (ni la del mundo ficticio en que habitan los personajes, ni mediante las leyes de un universo maravilloso).

Morirás lejos “recrea la persecución de siglos que han sufrido los judíos hasta el holocausto”,8​ y en Las batallas en el desierto se encuentran los temas de la destrucción de la ciudad y la infancia como un pasado en que el personaje descubre tanto el amor como el desengaño.13

La columna Inventario

En relación directa con el tema de la historia se halla la crónica, género híbrido, “a mitad de camino entre la ficción y los hechos”14​ donde Pacheco “encontró la expresión ideal y propia para contar el vasto horizonte de una época y de una sociedad determinada”. La columna Inventario del suplemento Diorama de la Cultura del periódico Excélsior, dirigido por Julio Scherer, desempeñó un papel importante en la creación y difusión de las crónicas de Pacheco; una relevancia similar tuvo la revista Proceso, proyecto al cual fue invitado el mismo Scherer en 1976. Allí “Pacheco empezó una nueva etapa de su trabajo de periodismo cultural, publicando notas, traducciones, artículos y crónicas”.14​ El escritor mantuvo dicha columna por varias décadas, en la cual hizo revisiones bibliográficas en su particular estilo.15​ No se limitó a la revisión de autores mexicanos, aunque hizo revisiones temáticas temporales (por año, como 1914, 1938 y 1950, por periodos como la Revolución mexicana o autores que tradujo, como Eliot).15

La primera aparición de Inventario fue el 5 de agosto de 1973 en la página 16 de la sección Diorama.15​ En ese medio alternó su aparición con la de Baulmundo de Gustavo Sainz, del español José de la Colina y el uruguayo Danubio Torres Fierro. Tras ausentarse seis meses, Pacheco la reinicia 1 de junio de 1975 con un artículo sobre Oscar Wilde y Alfred Douglas.15​ Después de la destitución de la mesa directiva de Excélsiorocurrida al año siguiente, apoyó a Scherer y llevó su columna a la revista Proceso, donde apareció desde el primer número en noviembre de 1976 (donde escribió sobre Saul Bellow) hasta su muerte en 2014 (la última fue sobre el entonces reciente fallecimiento de Juan Gelman).16

El accidente que sufrió previo a su muerte ocurrió en su estudio la noche del viernes 24 de enero luego de terminar su columna.17​ Quedó pendiente la publicación de volúmenes temáticos con las cerca de 7 000 columnas,15​ por sugerencia de Vicente Leñero, dada la negativa de Pacheco de reunirlos en un solo volumen.17​ Inventario recibió el Premio Nacional de Periodismo en Divulgación Cultural de 1980, que el escritor evitó recoger por propia mano del entonces presidente José López Portillo: "José Emilio se escondió, hizo creer que estaba fuera de México y me pidió, ya que al galardón se agregaba un diploma para el medio que lo publicaba, si podía ir a recogerlo a la ceremonia de Los Pinos. Y sí fui".17

Poesía

Los dos primeros libros de poesía escritos por José Emilio Pacheco, Los elementos de la noche (1963) y El reposo del fuego (1966), tienen en común algunos rasgos y temas, lo cual permite considerarlos como parte de un primer periodo lírico; según José Miguel Oviedo, ambos coinciden en el influjo “del sector más depurado de la poesía española de este siglo (CernudaSalinasJorge Guillén), de ciertos motivos y símbolos de Jorge Luis BorgesXavier Villaurrutia y Octavio Paz”.6

El tema del paso del tiempo aparece repetidamente en la poesía de Pacheco: la conciencia de lo transitorio de la vida y de los procesos de destrucción son eje de numerosos poemas. A ellos se les suma el de la posibilidad de la resurrección, y de un tiempo cíclico: la renovación incluye también a la poesía, un acto que puede resurgir, transformarse, pues “la palabra es la imagen misma del cambio.”6​ En amos poemarios se halla presente la influencia de Heráclito: “embarcado en el rumbo heracliteano, Pacheco va alternando su conflicto vida/muerte con la contradicción agua/fuego”.7

Con No me preguntes cómo pasa el tiempo (1969) inicia un segundo periodo en su poesía: aunque conserva elementos hallados en los libros anteriores, el cambio ocurrido se debe a una perspectiva crítica muy marcada. En esta segunda fase Pacheco utiliza la ironía y la irreverencia crítica; las abstracciones disminuyen y el autor se centra en una preocupación ética y estética, ya que se formula la cuestión: ¿Qué sentido tiene y qué lugar ocupa la poesía en el mundo moderno? Se trata de una obra que reflexiona sobre la “propia materia de la poesía.”6​ La perspectiva crítica de Pacheco continúa especialmente en Irás y no volverás (1973) y en Desde entonces (1980),7​ obras en las cuales hay un interés especial en aspectos sociales, en la denuncia de las injusticias.

Traducciones

La traducción, para José Emilio Pacheco, se vincula estrechamente con su perspectiva acerca de la literatura, de la poesía en especial: la palabra se renueva, es posible y válido reescribir un texto de tiempos pasados o contemporáneos, de una lengua a otra. Un poema “puede ser escrito varias veces, lo que hace posible ‘traducir’[…] el traductor no es un traidor: es un creador”.6​ Entre los escritores traducidos se puede citar a Samuel Beckett (Cómo es), Walter Benjamin (París, capital del siglo XIX), Tennessee Williams (Un tranvía llamado deseo)Harold PinterOscar WildeEdgar Lee MastersT.S. ElliotVíctor HugoWalt WhitmanTruman CapoteErnest HemingwayWilliam Faulkner y muchos otros.8

Lista de obras

Poesía

  • Los elementos de la noche (1963)
  • El reposo del fuego (1966)
  • No me preguntes cómo pasa el tiempo (1970)
  • Irás y no volverás (1973)
  • Islas a la deriva (1976)
  • Desde entonces (1979)
  • Los trabajos del mar (1983)
  • Miro la tierra (1987)
  • Ciudad de la memoria (1990)
  • El silencio de la luna (1996)
  • La arena errante (1999)
  • Siglo pasado (2000)
  • Tarde o temprano (Poemas 1958-2009) (2009; poesía completa, FCE)
  • Como la lluvia (2009)
  • La edad de las tinieblas (2009)
  • El espejo de los ecos (Taller de comunicación gráfica, 2012)

Novela

Cuento

  • El viento distante (1963)
  • El principio del placer (1972)
  • La sangre de Medusa y otros cuentos marginales (1990, relatos reunidos de entre 1956 y 1984)

Artículos

  • Inventario I. Antología. 1973-1983 (2017)
  • Inventario II. Antología. 1984-1992 (2017)
  • Inventario III. Antología. 1993-2014 (2017)

Traducción

Antología

  • Antología del modernismo (1884-1921). México, UNAM, 1970.

Cine y música

  • El castillo de la pureza (1972), película de Arturo Ripstein con guion del director y de Pacheco y la actuación de Claudio BrookRita MacedoArturo BeristáinDiana BrachoMaría Rojo y Gladys Bermejo, entre otros.
  • Mariana, Mariana (1987), adaptación de la novela Las batallas en el desierto; fileme dirigido por Alberto Isaac con guion de Vicente Leñero y la actuación de Luis Mario y Gerardo Quiroz, Pedro Armendáriz Jr.Aarón HernánSaby Kamalich y Elizabeth Aguilar.
  • «Las batallas», canción basada en la historia del libro Las batallas en el desierto presentado en el disco Café Tacuba (1992) del grupo homónimo.
  • El reposo del fuego, obra sinfónica para tenor y orquesta sinfónica compuesta por el compositor regiomontano Gustavo A. Farías García, con poemas del libro homónimo de Pacheco estrenada en 1995 por la Orquesta Sinfónica de Nuevo León en su Temporada de Jóvenes Valores.
  • Entre libros, programa semanal de entrevistas y comentarios de actualidad literaria en Radio Universidad, UNAM, 1961-1964; con Rosario Castellanos, Juan Vicente Melo, Carlos Monsiváis y Sergio Pitol.
  • Cine verdad. redactor de este semanario cinematográfico, revista cultural que se pasaba en cines mexicanos, 1961-1969; con Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Julieta Campos, Luis Suárez, Juan Dutch.
  • Antología poética; disco con prólogo de Eduardo Elizalde; Voz Viva de México, UNAM, 1968.

Premios y reconocimientos

Recintos nombrado en su honor

Fuente: es.wikipedia.org

Encontrado 10 libros en total
La fábula del tiempo
2010
Texto de contraportada: "En La fábula del tiempo, antología poética de José Emilio...
En resumidas cuentas
2009
Texto de contraportada (fragmento): "La poesía de J. E. P. es una poesía sin límites...
Ayer es nunca jamás
1978
Texto de contraportada (fragmento): "¿No puede ser la reticencia otra forma, más...
Fin de siglo y otros poemas
1984
Esta obra de Jose Emilio Pacheco es la vision de un poeta que ve al mundo en proceso...
Libros por página: